15Notas

Cannabis: especificaciones actuales y futuras

El Cannabis y sus derivados son hoy una alternativa medicinal para el tratamiento de un
sinnúmero de dolencias. La incorporación de una hierba con propiedades medicinales al
universo de la industria farmacéutica es real. En países de América del Norte, como en
numerosos países de Europa, se encuentra aprobado el uso terapéutico del cannabis (ya sea
flores o extractos o medicamentos que los contengan) y ha aumentado la cobertura por parte
de los sistemas o seguros de salud.


El arribo del Cannabis y sus derivados como una alternativa medicinal para el tratamiento de un sinnúmero de dolencias, ha acelerado los procesos indispensables que requiere la incorporación de una hierba con propiedades medicinales al universo de la industria farmacéutica.

Tanto en países de América del Norte como en numerosos países de Europa se encuentra aprobado el uso terapéutico del Cannabis (ya sea flores, extractos o medicamentos que los contengan) y ha aumentado la cobertura por parte de los sistemas o seguros de salud, desarrollándose un sistema conjunto de liberación de producto que requiere la interacción de las empresas productoras, proveedores autorizados y las oficinas nacionales de salud correspondientes.

El desarrollo y establecimiento de especificaciones de producto teniendo en cuenta la necesidad de cumplimiento de los requisitos de calidad, inocuidad y seguridad necesarias para su viabilidad, ha llevado a las distintas organizaciones de referencia en Salud Pública internacional a formar paneles de expertos en Cannabis, para trabajar en la definición de los atributos clave de calidad del producto.

Asimismo, algunos de los países interesados en la producción y comercialización de este medicamento, han trabajado en la elaboración de monografías de inflorescencias de Cannabis y algunos productos derivados.

Es prioritario contar con protocolos de ensayo armonizados que permitan estandarizar un proceso que cuenta con una variabilidad natural dada por las características del material de partida.

Los atributos de calidad más estudiados y definidos en monografías individuales, incluyen la identificación, composición y pureza, que procuran prevenir la exposición a productos adulterados, contaminados o con dosificación errónea, ya sea inferior o superior a lo declarado.

Tanto la United States Pharmacopoeia (USP)1 como la Pharmacopoeia Europea2 (Ph. Eur.) cuentan con capítulos generales para materiales de origen vegetal, que incluyen procedimientos analíticos y criterios de aceptación generales, que han sido utilizados como punto de partida para la elaboración de las monografías individuales.

En 2007, la EDQM3 publicó una guía para la elaboración de monografías y preparados de drogas herbales, con indicaciones generales respecto a metodologías y criterios de aceptación.

En 2013 hizo su aparición en la American Herbal Pharmacopoeia4, la monografía de “Inflorescencias de Cannabis”, con definiciones de estándares de identificación, análisis y control de calidad para el cultivo, cosecha, secado y almacenamiento de inflorescencias de Cannabis. También establece algunos límites y criterios de aceptación para materiales procesados de Cannabis, como por ejemplo extractos, aceites, preparaciones tópicas, etc.

En 2014 la Office of Medicinal Cannabis (OMC)5 de Holanda estableció su monografía analítica para Cannabis Flos, que incluye los ensayos y criterios de aceptación para la aprobación de flores/granulados de Cannabis de algunas variedades específicas, clasificadas en dos grupos.

Similarmente, el Ministerio de Defensa de Italia10, publica las especificaciones asociadas a las licitaciones de Cannabis medicinal llevadas a cabo a nivel gubernamental.

En 2016 la USP publicó un Stimuli article llevado adelante por el comité de expertos en Cannabis, con definiciones de estándares de calidad para “Inflorescencias femeninas de Cannabis”, pero su incorporación al compendio oficial aún no ha tenido lugar dado que el marco legal en EE.UU. respecto al Cannabis no lo permite a la fecha. 

En 2020 el mismo comité publicó un artículo científico6, que incluye una definición detallada de los diferentes quimiotipos de Cannabis y su clasificación en distintos grupos. A su vez se incluyen ensayos de identificación, dosificación y evaluación de pureza, así como la referencia a ensayos generales presentes en el capítulo general <561> Articles of botanical origin.

En 2019 la Agencia Danesa de Medicamentos7 incluyó la monografía de Flor de Cannabis, donde se definen los parámetros particulares de aspecto, identificación, dosificación, armonizados con la monografía de la OMC (Holanda) así como se referencian los ensayos generales de Ph. Eur. para otros ensayos relevantes al producto.

La Farmacopea Alemana, por su parte, incluyó la monografía de Flores de Cannabis en 20188, con ensayos particulares de aspecto, identificación, dosificación y evaluación de pureza. Recientemente, en marzo de 2020 fue incluida la monografía de Extracto de Cannabis estandarizado9, con ensayos particulares de aspecto, identificación, dosificación y evaluación de pureza. Para ambas monografías se aclara que los ensayos generales no especificados particularmente deben seguir las recomendaciones de las monografías generales de Materiales y Extractos herbales de Ph Eur.

En la tabla que se muestra a continuación, se lista un esquema comparativo de ensayos y sus respectivas especificaciones de las monografías oficiales hasta el momento.

Conclusiones

Los aportes científicos, técnicos y regulatorios de los últimos 10 años en el tema del Cannabis medicinal, han permitido la creación de un ámbito multidisciplinario de evaluación de conformidad, que debe seguir trabajando hacia la armonización de criterios entre los distintos países y comunidades científicas, desafío no menor tratándose de derivados de productos naturales.

Es vital la colaboración de todas las partes en la construcción de un producto que además de contar con un potencial excepcional como medicamento, pueda dar la seguridad de uso a la población objetivo, de forma de convertirse en una herramienta más de la salud global.


Referencias

  1. USP 43 NF 38, United States Pharmacopoeia 43 – National Formulary 38, <561> Articles of Botanical Origin Rockville (MD): United States Pharmacopoeial Convention.
  2. European Pharmacopoeia 10th edition, “Herbal drugs”.
  3. EDQM, European Directorate for the Quality of Medicines, “Technical guide for the elaboration of monographs on herbal drugs and herbal drugs preparations”, 2007.
  4. American Herbal Pharmacopoeia, Cannabis inflorescence, 2013.
  5. OMC, Farmalyse BV Version 7.1, November 28, 2014.
  6. “Cannabis inflorescences for Medical Purposes: USP considerations for Quality attributes”, Journal of Natural Products (J.Nat.Prod 2020, 83, 1334-1351)
  7. Agencia Danesa de Medicamentos, apendice 7, Flor de cannabis, 2019.
  8. DAB, Federal Institute for Drugs and Medical Devices, German Pharmacopoeia 2018, “Cannabis flowers”
  9. DAB, Federal Institute for Drugs and Medical Devices, German Pharmacopoeia 2020, “Cannabis extract, standardized”
  10. Gara procedura aperta accellerata per la fornitura di 400 kg cannabis per le esigenze dello Stabilimento Chimico Farmaceutico di Firenze

<strong>Romina Espinosa</strong>
Romina Espinosa
Química Farmacéutica egresada de la UDELAR con más de 15 años de experiencia en la industria farmacéutica en las áreas de desarrollo galénico y analítico, aseguramiento de calidad, calificación/validación, auditorías y capacitación.
Docente universitaria, Asistente del Laboratorio de Química Analítica de Medicamentos.
Consultora Senior en Soluciones GXP.